CONÍMBRIGA – El topónimo de origen celta significa “lugar alto, rocoso y fortificado”. Integraba el distrito administrativo de Lusitanía – entre Duero y Guadiana – en el centro de la vía que unía Bracara Augusta (Braga) y Olisipo (Lisboa). En el inicio del siglo I - siendo Augusto jefe del vasto Imperio Romano - Conímbriga era una ciudad desarrollada, con bellas casa, termas y Fórum.
Conímbriga reapareció a finales del siglo XIX gracias a estudios arqueológicos.
En 1962, se creó el Museo Monográfico de Conímbriga con la recuperación de los espolios de las diferentes campañas arqueológicas. En la primera sala se pueden ver los objetos vinculados con la circulación monetaria en el Imperio Romano y secciones relacionadas con las artes y oficios de la comunidad urbana. La segunda nos muestra el Forum Flaviano con bellos mosaicos y pinturas murales.
Las ruinas muestran barrios con residencias colectivas e individuales, con especial atención en la Casa de Cantaberla más grande de la ciudad e una de las mayores del mundo romano occidental dotada de termas propias e para Casa dos Repuxos de gran refinamiento y belleza artística evidenciada en sus jardines con magníficos mosaicos policromados de motivos florales, mitológicos y geométricos.
grelha